Mi casa vale menos de lo que pagué por ella, pero hay que solucionar.
15851
post-template-default,single,single-post,postid-15851,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Mi casa vale menos de lo que pagué por ella

Mi casa vale menos de lo que pagué por ella

Mi casa vale menos de lo que pagué por ella

Lo oímos continuamente, es una realidad, hay innumerables viviendas que valen bastante menos que lo que se pagó por ellas hace no muchos años. ¿Y qué? Y fastidia que el piso de arriba se ponga a la venta por una cantidad parecida a lo que todavía debes de hipoteca, o encima menos, ¡y que no se venda! Insisto, ¿y qué?

Yo sugiero no perder un minuto en eso. No es nada fácil, lo comprendo, pero no nos lleva a nada. Qué de cosas hicimos o no hicimos todos hace unos años cuyas consecuencias en esta crisis han sido terribles. ¿Y qué? ¿Perdernos en tristes reflexiones nos va a ayudar a vender nuestra casa mañana? Si lo que tenemos que hacer para seguir adelante es vender nuestra casa, lo más práctico es llamarme, es el principio de la solución. O no me llames, pero lo último que te va a ayudar es «la compré por…».

Ninguno tenemos bola de cristal, y todos asumimos riesgos en su momento de acuerdo con nuestras circunstancias. Cierto, en algunos casos demasiado riesgo, y las consecuencias han sido terribles, y si queremos le podemos echar la culpa al banco que nos consintió y nos animó de forma temeraria, pero todo esto no nos lleva a solucionar lo que tenemos que hacer ahora, que es vender la casa.

También hay casos en los que la cosa se complica con una ejecución, y es un error humano intentar vender por lo que se debe aunque esto sea por encima de mercado (misión imposible). Y esto termina en muchas ocasiones en el desastre de la pérdida del inmueble y mucha más deuda que se podía haber evitado.

Sé que no es fácil, nada fácil, pero hay que ser capaz de asumir pérdidas económicas lo más rápido posible y tomar las decisiones adecuadas exclusivamente enfocadas en la solución. La otra opción solo hace más daño, supone más pérdida económica y lo que es peor, quita salud.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies